Diferencias entre Branding y Marketing

Pin It

Existen diferencias notables entre el Branding y el Marketing, aunque ambos términos estén inseparablemente relacionados. El Branding es el alma de una marca, lo que la gente dice de ti; mientras que el Marketing es la voz de esa marca, lo que tú dices de ti mismo. Y ambos están vinculados con la generación y la gestión de los contenidos y la imagen de marca.El Branding es el alma de una marca, lo que la gente dice de ti

Marketing es el conjunto de estrategias empleadas para la comercialización de un producto y para estimular su demanda. Y habría que añadir que también es el estudio de los procedimientos y recursos tendentes a estos fines (comercialización y estímulo de demanda). En otros países y conextos se usan más otros términos como Mercadotecnia o Mercadeo.

Branding, por su lado, se refiere al proceso de construir una imagen global de una marca mediante una estrategia de aportar valor a esa marca, tanto para el cliente como para la empresa misma. Y para ello se tienen en cuenta todos los valores vinculados con ella de forma directa o indirecta, tanto propios como ajenos, porque los crean los consumidores.

Pero vistas estas definiciones generales vamos a profundizar un poco más en sus relaciones y diferencias. Partamos de la premisa de que ya no es posible separar los conceptos de on-line y de off-line. Esta distinción pertenece al pasado. El presente es la integración total de ambos términos como parte de una estrategia global. Cada día pasamos más tiempo en internet y el “on” y el “off” se retroalimentan constantemente, se necesitan, se complementan y forman parte de la misma realidad.

El Branding es el alma de una marca; al final es lo que la gente dice o piensa de ti. Cuando haces branding estás contruyendo marca desde dentro: tu cultura, tu ADN como empresa, tu promesa de valor que le haces a tus clientes o consumidores.

Márketing es la voz de la marca, lo que tú dices de ti mismo. El marketing funciona como un megáfono.El Marketing es la voz de esa marca; es lo que tú dices de ti. El marketing es la comunicación de todo lo que eres y que se sirve de determinados recursos y canales. Aunque, como sabemos, no forzosamente se corresponde con la realidad de lo que eres.

Una buena marca es la materialización de una promesa de valor o de valores, y el principal reto es cumplir esas promesas: una buena marca es la que consigue hacer tangibles esas promesas. Y todo esto a pesar de, o gracias a, que el contenido que se comparte o genera sobre las marcas ya no es de su propiedad y responsabilidad exclusivas ni ejercen un control sobre ellos. Fenómenos como la viralización y las redes sociales han generado una nueva realidad: que la gente también crea contenido.

De todos los contenidos en el terreno digital, el 1% de la gente los crea, el 9% los edita y comparte y el 90% restante los consume; así que hay existe todavía una enorme oportunidad de generar buen contenido como herramienta fundamental del posicionamiento y reconocimiento de las marcas.

Ahora bien: ¿qué se entiende por buen o mal contenido? La diferencia entre el contenido bueno y el malo es que el malo pretende ser (seguir siendo) un megáfono, cuyo objetivo se apoya en el ruido; mientras que el bueno es un imán, porque atrae, no necesita campaña publicitaria porque la gente se aviene a consumirlo, aunque está claro que haya que saber comunicarlo para que “exista”.

¿Nuestras decisiones como consumidores se ven influidas por el Márketing o por el Branding? ¿Y nuestras acciones de comunicación como marca? Seguramente en ambas, porque estan indisolublemente unidas y relacionadas y no funcionan de forma independiente.

Relacionamos las marcas con las sensaciones que nos trasmiten pero hay una gran difrencia entre conocer una marca y sentir una marca. Una marca conocida genera un comportamiento, pero una marca sentida provoca un compromiso. Y de eso se trata: de generar vinculación, fidelización y compromiso a largo plazo con nuestra marca.

El reto fundamental es reestablecer los lazos de confianza con el cliente; y esos lazos de confianza se consiguen haciendo, no diciendo. O si prefieren, haciendo primero y contándolo después. Y no hay exclusión entre lo offline tradicional y lo online actual; todo lo contrario, son inseparables.

Reflexiones extraídas a raíz de la intervención de Andy Stalman en el programa “A vivir que son dos días” del sábado 9 de mayo de 2015.
Andy Stalman es autor del libro Brand OFF ON sobre el futuro del Branding.

Cuando Google ya no esté, nosotros seguiremos encontrando

Pin It

Cuántas obsesiones las de los marketeros por aparecer en las news de Google, para conseguir el Authorship en las búsquedas, por mejorar el Page Rank… aplicando estrategias del más variado pelaje:

– sobreoptimización SEO;
– altas en todos lo directorios que se pusieran a tiro;
spam en agregadores, foros y blogs;
– creación o compra de falsos usuarios seguidores en redes sociales;
– intercambio desesperado o compra de enlaces;
copia de la estrategia (y los contenidos) de la competencia;
– …

Todo esto ha funcionado hasta ahora; y, de hecho, sigue funcionando, a la vista de la cantidad de “expertos” que siguen recurriendo a estas prácticas y la cantidad de empresas “especializadas” que ofrecen estos servicios.

encontrar

Pero estamos en manos de Google y sus veleidades, aunque se puedan esgrimir razones de peso para defender estas decisiones:

– El Page Rank ya no se va a actualizar;
– El Authorship ha desaparecido;
– Google cierra las news en España.

Así que, pese a que Google se lleva en torno al 90% de las búsquedas que se realizan en España, otra comunicación digital es posible.

La que es auténtica, a largo plazo y verdaderamente útil:

– la que responde realmente a las necesidades de los usuarios;
– la que no crea necesidades;
– la que ofrece servicios;
– la que no busca la inmediatez;
– la que se basa en las virtudes de nuestra sociedad y no la que explota sus defectos y carencias;
– La que aporta soluciones y no la que genera problemas;

Y, a largo plazo, esto será así, sobre todo porque cuando Google ya no esté, nosotros seguiremos buscando y encontrando.

“En internet lo más importante es saber escuchar”

Pin It

P: Uno de los grandes dilemas de las empresas es enfrentarse a las redes sociales, donde el trato con el cliente es directo. ¿Cómo se ha de gestionar una cuenta en Facebook o Twitter para que no sea contraproducente? 

R: El error inicial es pensar que puede ser contraproducente. Es verdad que ha habido muchas empresas -y personas- que han sufrido casos muy sonados de crisis de reputación por el efecto de las redes sociales.

Pero siempre ha sido por culpa de una mala gestión, falta de planificación, deficiente ejecución o simplemente torpeza o exceso de petulancia.

Una queja o una reclamación valen su peso en oro, porque nos muestran dónde están nuestros fallos. El siguiente paso es tener voluntad de afrontar y solucionar los problemas.

P: ¿Qué es lo más importante que cualquier emprendedor tiene que saber a la hora de adentrarse en el mundo digital? 

R: Tiene que tener claro de antemano qué quiere decir o vender, a quién se quiere dirigir, dónde lo quiere contar y con qué recursos cuenta, tanto materiales como humanos, para desarrollar esa tarea.

Pero lo más importante en internet es saber escuchar: saber qué dicen de mí, dónde lo dicen y en qué términos. Solo así podré reaccionar y actuar en consecuencia para corregir errores y potenciar mis cualidades.

—-
Lee la entrevista completa en el periodicoelcurso.com: “En el mundo digital, lo más importante es saber escuchar”.

El Periódico El Curso es una publicación editada por el Centro de Estudios Adams, con el que colaboro como docente en temas de Social Media, Posicionamiento, Gestión de Contenidos y Comunicación Digital.

@Adamsformacion