Plazo, precio y calidad; el cliente elige dos; el proveedor, la otra

Pin It

Cualquier trabajo descansa sobre 3 variables: Plazo de ejecución, Precio y Calidad. Como cliente puedes elejir dos de ellas; como proveedor, la tercera.

—-

Un trabajo, cualquier trabajo en realidad, descansa sobre tres conceptos fundamentales: el precio, la calidad y el tiempo de ejecución.

Da igual si se trata de una consultoría sencilla o de la construcción del canal de Panamá.

Las discrepancias entre cliente y proveedor son habituales cuando el resultado no se ajusta a las expectativas que cada uno tiene creadas en torno a esos tres fundamentos.

Normalmente, en los contratos que se suscriben entre cliente y proveedor de producto o servicio suelen estas claras las condiciones; pero no siempre es así; es más, normalmente no es así.

Y una vez en marcha, es complejo modificar condiciones y actitudes.

Antes de empezar define claramente 2 aspectos, tanto si eres proveedor como si eres cliente:
1.-  En qué consiste la oferta:

  • objetivos que se persiguen, realistas y medibles;
  • medios disponibles;
  • recursos necesarios;
  • calendario de ejecución;
  • valoración económica justa: ni precios de derribo ni tasaciones absurdas.
  • forma de pago explícita.
  • plan de acción en caso de extras, imponderables o imprevistos.

Recordad que luego se os exigirá en función de lo prometido. Así que más vale que esté todo claramente definido de antemano.

2.- Una vez aceptada la oferta, en los términos acordados, cumple con lo establecido, en fondo y forma.

Y exigid que el cumplimiento del acuerdo sea mutuo: sin abusos, supuestos, retrasos, evasivas o “poyaques” (pues ya que estamos…).

Pero como las negociaciones no siempre son así de “profesionales”, podemos resumir todo el proceso en esta sencilla ecuación:

El cliente tiene “derecho” a elegir dos de las tres variables; el proveedor, la que quede.

Decíamos: Precio, Calidad, Plazo. Juguemos.

Hay tres posiblidades, entendiendo que el cliente siempre intentará presionar en los 3 aspectos: que sea barato, que sea perfecto y que “lo quiero para ayer”.

– Quien elije Precio y Calidad, debe ser flexible con el Plazo de entrega; el trabajo bien hecho suele requirir de más tiempo de planificación, ejecución y revisión.

– Quien prefiere Plazo y Calidad, tendrá que asumir un Precio más elevado, por la mayor asignación de recursos que requirirá el proyecto;

– Elegir Precio y Plazo siempre redundará en la Calidad; las prisas no son buenas y por poco precio no conseguirás un profesional cualificado o no obtendrás toda su dedicación.

calidad vs precio

Caer en la tentación de ceder las 3 variables es garantía de relación insatisfactoria: hacer algo de calidad óptima, a precio inigualable y en tiempo récord es imposible, os prometan lo que os prometan, prometáis lo que prometáis.

Esto no está reñido con la optimización de los recursos y con un gran servicio.

• Imagen sacada de Los 4 factores de éxito en un proyecto de TI.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *